Foro / Sociedad

Un chico.

Última respuesta: 15 de octubre de 2016 a las 20:17
A
ahamster_67a9f3z
15/10/16 a las 4:37

Hola, tengo 17 años y soy una muchacha muy tímida. Hace una semana la única amiga que tenía en el colegio dijo que ya no quería continuar con nuestra amistad porque decía que yo soy muy negativa y eso la vuelve negativa a ella. Y el primer día que dejamos de sentarnos juntas un compañero escolar con el que siempre hacíamos contacto visual se acercó y comenzó a brindarme su comprensión y compañía.
   Ese mismo día él dijo que quería invitarme a salir a algún sitio, pero yo me negaba a su insistir porque no me creo una persona divertida... Pero me encontraba preocupada porque me avergonzaba la presencia de él a mi lado y sabía que no podría terminar el trabajo que la profesora había dado para entregar ese día. Entonces él dijo "Si yo logro que la profesora te deje entregar el trabajo la próxima clase, vos salís conmigo" y yo me impacté y me quedé en suspenso... pero acepté... él volvió luego de persuadir a la profesora y dijo "Vas a salir conmigo". Entonces salimos. 
   Luego salimos otra vez otro día, a una heladería, y luego a caminar... Y yo no salgo de mi casa con regularidad, así que repentinamente me encontré en un desconocimiento de las calles. Y le pregunté "¿A dónde vamos?" dijo "Dijiste que no querías estar donde hayan muchas personas" y le dije "Sí... pero ¿a dónde vamos?" y él dijo "A mi casa"... Y me quedé muy... impactada... No sabía qué decir. Y pensé que era normal visitar la casa de un compañero, la verdad xD Creí que estaba siendo normal, que los adolescentes visitan las casas de otros adolescentes y es natural, además, aunque temí un poco, no vi en sus ojos maldad y perversidad...
   Estábamos en su casa (Cabe decir que él tiene 16 años y vive solo, detrás de la casa de la madre y el novio de la madre, aunque la mayor parte del tiempo estén ausentes... él trabaja para su propio sustento, y lo único que le brindan es el terreno donde vive, ya que es un chico con un pasado trágico y violento) y es un lugar compacto, pero hogareño y ordenado. Su cama, comedor y cocina están en el mismo lugar. Es decir, si no hubiera muebles, serían sólo dos habitaciones (por el baño). Así que nos sentamos en su cama, que lo tomé como un sillón y nos pusimos a ver videos de nuestro común interés con su celular... sentados... pero luego dijo que estaba incómodo y que deberíamos acostarnos... y la verdad es que yo también estaba incómoda porque no apoyábamos nuestras espaldas en ningún sitio por mucho rato xD Así que me quedé pensándolo mucho tiempo y acepté... Y nos encontramos acostados en su cama... viendo videos... Y él intentaba poner su mano en mi cintura, o darme la mano a cada instante... pero yo le dije que no lo hiciera xD y decía "Está bien..." pero lo volvía a hacer después de un rato D: y me incomodó mucho... así que intentaba reírme mucho de los videos y hablarle de eso... Y luego me acompañó a mi casa...
   Después, otro día, él vino a buscarme a mi casa porque falté al colegio y hasta salió antes de tiempo (Está autorizado por los padres para salir cuando él desee) y yo no esperaba que lo hiciera, pero quería verlo porque tenía que hablarle sobre todo ésto. Porque no deseo tener un novio actualmente, y no quería que él pensara que somos novios o algo por el estilo. Quería aclararlo, entonces le dije "Tenemos que hablar" y él dijo que vayamos a pasear y hablamos... 
   Le volví a preguntar "¿A dónde vamos?" y dijo que iríamos a su casa, porque necesitaba cambiarse de camiseta, porque esa le daba mucho calor. Y con anterioridad yo le había contado a mi madre que estuve en su casa y me regañó muchísimo, me prohibió volver... Pero desobedecí (Es la primera vez que desobedezco a mis padres). Y fuimos a su casa. Él se cambió y se apoyó en la mesa y me dijo "Ahora que estamos solos ¿De qué querías hablar?" y le dije... con mucho pudor... lo que pensaba: No quiero tener un noviazgo con un desconocido, quiero que nos conozcamos como amigos antes de tomar una decisión tan especial como iniciar una relación. Y él decía que él no tenía ese punto de vista... pero yo le decía que no estaba del todo cómoda con ser novios... y luego de mucho conversar, él aceptó la limitada amistad que yo le ofrecía... Y luego... uhm... no se nos ocurrió nada más que ver Gravity Falls, o videos musicales, así que nos volvimos a acostar... pero sólo reposó su brazo en mis hombros... y luego en mi cintura a veces, pero yo lo quitaba y ponía mis brazos cubriéndome el torso para evitar un contacto de pieles xD Luego comenzamos a hablar mientras veíamos los videos y él dejó el celular en la mesita de luz, pero yo no me percaté porque estaba distraída comentándole cosas... y se volteó a abrazarme con los dos brazos y le dije que no hiciera eso... y él dijo "¿Por qué? Estoy a gusto" Y yo le dije "pero yo no, y ésto no es de amigos" y dijo "pero qué importa..." y yo no sabía qué hacer, porque sólo estaba como durmiéndose abrazado a mí... Estaba cansado... Y yo no pude evitar sentir empatía, sabiendo todos sus problemas familiares... Entonces lo dejé unos momentos para que se sintiera confortado por alguien... Y luego le dije que volvieramos a ver videos. Y entre conversaciones recordé que ese día un amigo quería verme y dije "¡Uh! Me olvidé de que me iba a encontrar con un amigo hoy" y él se quedó en un breve silencio y casi se puso encima mío y quedó viendome el rostro. Entonces dije "¿Qué pasa?" y dijo con seriedad "¿Qué?" y dije "¿Qué?" y dijo "¿Te ibas a ver con un chico?" y dije "Sí, bueno... le debía confirmar si me esperaría o no a la salida del colegio, y olvidé hacerlo, pero sí, lo iba a ver" y se quedó en un estado de indignación mirándome y cerrando sus puños, los cuales yo tenía a los laterales de mis hombros. Y dijo "no" y yo dije "Ya hablamos de esto... no somos novios. Y yo puedo juntarme con quien desee" y él dijo "sólo si yo estoy presente" y le dije "No. No digas eso ni en broma" y luego de unos momentos se rió, a pesar de que haya sido algo serio. E hizo entender que fue una broma lo que dijo... 
   Después... sólo me acompañó hasta mi casa. Pero hoy vino inesperadamente a buscarme para ir al colegio y lo noté enfadado, le pregunté si lo estaba y dijo que no... luego dije "¿Y alguna otra emoción negativa? y dijo "Sí, varias" y dije ¿Cuáles y por qué? y no me contestó... y luego me dijo que anoche, luego de dejarme en mi casa, no fue a la suya... Se peleó con alguien en una plaza de la ciudad... y dijo que no durmió y estaba cansado. A lo cual yo me disgusté, porque él me había prometido que no volvería a hacer ese tipo de cosas... Y fui argumentativa... Pero vi que él ya no quería hablar sobre ello... y le dije "Te quería decir que anoche Camila (La amiga que hace una semana me había rechazado) reflexionó sobre lo que hablamos (Porque yo tuve un momento de nostalgia viendo fotos y un video, entonces me tragué mi orgullo y le envié mensajes) y llegó a la conclusión de que quería que volvamos a ser amigas, y que por ello me volvería a sentar al lado de ella y no con él... Entonces llegamos a la esquina del colegio y él no quería entrar, porque decía que le haría mal estar rodeado de gente estando solo... y le dije que debía seguir asistiendo al colegio, y que no estaría solo, que estaría conmigo. Que aunque me sentara con Camila, eso no significaría que debamos dejar de hablarnos... Y él, luego de mi insistencia, aceptó entrar... 
     Pero no había lugares que nos dejaran sentarnos los tres juntos... entonces me senté con Camila y esperé al recreo para ir a hablar con él... y hasta hablé con unos compañeros para que me dejaran sus lugares y estar más cerca de él... Y es algo muy difícil para mí, porque en verdad soy demasiado antisocial y cohibida con las personas... Pero me senté a su lado un momento, para saber si estaba bien respecto al entorno y lo ocurrido con su padre (Está internado por una afección en sus pulmones), él no tiene noticias de este último... y me sentí en impotencia, porque me trató con mucha indiferencia... a pesar de que de su boca salían palabras bellas... también recepté una descortesía verbal...
     Luego, a la salida, él se quedó al lado de nosotras y dijo "¿Qué hacemos?" y me quedé pasmada, no creí que querría acompañarnos... Y Camila quería acompañarlo a su casa, entonces le dijimos que lo acompañaríamos a su casa... pero él se negaba, por caballerosidad y todas esas tonterías gratas y amables... pero al final lo acompañamos y él se comportó muy frío... grosero... 
    Llegamos a su casa y entró, y nos fuimos. Y Camila quería que le pidamos su número, para contactarlo, ya que los lunes y miércoles él no asiste al colegio y el martes hay paro...  entonces dijo que volvamos... y cuando nos volteamos él estaba viniendo a lo lejos... entonces nos dio verguenza y nos volteamos a regresar, pero los autos no no se detenían y él nos alcanzó y dijo "No puedo dejar que se vayan solas" y nos acompañó...  Pero él iba muy lejos de nosotras, y ni en el camino de ida como el de vuelta dijimos una sola palabra... Sólo decía ocurrencias desconsideradas e impertinentes... 
     Luego llegamos  a mi casa y él dijo "Bueno... chau" y se fue, sin saludar en la mejilla como regularmente hace. Entonces no me dio tiempo para pedirle su número y le grité "¡Esteban!" cuando estaba a un metro mío, pero no me hizo caso a pesar de haberme escuchado... Y yo no alzaría mi voz nuevamente, porque no soy así en público... Entonces sólo se fue... y no lo volveré a ver hasta el jueves próximo, a menos que me visite él sin aviso.

    No sé porqué me trató así... Me siento confundida... Y estúpida por haber dejado que me abrazara, nunca he dejado que un chico me abrazara así, con romanticismo... Creo que estoy cegada por las hormonas... Pero no me agrada haber permanecido intacta en tantos sentidos con personas que conocí en más profundidad, y él me haya visto en facetas esotéricas conociéndome sólo una semana... Y él no me gusta, porque aún no lo conozco lo suficiente... pero ya entró a mi vida, y me importa lo que le suceda y... además no quiero que se vaya sin sentido luego de haber impactado así en mi vida. Necesito que sea mi amigo luego de todos estos comportamientos... pero su mente es un enigma... 
    En verdad me siento pésima por haber dejado que me abrazara. Sé que pensarán que fueron sólo abrazos, pero es la primera vez que alguien me toca de ese modo y yo, a pesar de mis intentos de evitarlo, me agradó... y yo detestaba le contacto corporal con los demás. He roto mis reglas, principios y valores...
     
 Y no, no pienso que sea un sacrilegio y no soy religiosa ni nada por el estilo... Necesito que me digan qué pensar de ésto, y como disminuir el pudor que corroe por mi mente y enrojece mis mejillas cada vez que lo pienso...
    Y que no se enfoquen en que él es un muchacho promiscuo, porque por algún motivo no hallo que ese sea el motivo de estos actos... Es posible que sí, pero no me convence esa sola faz... necesito saber qué hacer... porque no quiero dejar de hablarle luego de haber vivido esto. Pero tampoco quiero volver a vivirlo, sólo quiero que seamos amigos, porque él no me mira con repudio y tenemos muchas cosas en común... además él dice sentirse bien a mi lado, y su odio disminuye si estoy cerca...
   Si creen que soy ingenua, díganmelo, quiero conocer la verdad no obstante a lo que susodichamente expresé... necesito honestidad...
  

 Si es que alguien dedica su tiempo a leerlo y responderlo, gracias >w< Pero no se burlen de mí u.u

Ver también

A
acasadepapel_f97124z
15/10/16 a las 20:17

Hola yo era igual, no era de abrazos ni nada de esas cosas tuve novio recién a los 18, pero a mí vida llego alguien que en vez de incomodarme su presencia me gustaba, me sentía cómoda, me gustaba darle tiempo... aún son pequeños nadie te tiene que obligar a nada si nl te sientes cómoda con abrazos, creo que el se enoja porque tú no haces lo que él te dice y también creo que te atrae porque el hecho de haber escrito esto es por algo deja que pase el tiempo todo es tiempo!! Y a veces no pienses tanto solo escuchaba tu corazón... 

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook